Agentes de la Guardia di Finanza de Sicilia intervinieron en las últimas horas 110 kilos de cocaína con una pureza superior al 80 por ciento que llegaron al puerto de Catania ocultas en un contenedor procedente de Guayaquil, en Ecuador, la principal lanzadera de esta droga desde Sudamérica en la actualidad.

Los servicios de control de riesgos del puerto siciliano detectaron anomalías en el techo de un contenedor de frutas tropicales. Para acceder al lugar en el que pensaban que se hallaba la droga precisaron de ayuda de los Bomberos, pues los narcos habían practicado un habitáculo sobre la zona metálica superior, donde ocultaban los 96 paquetes de droga que resultaron decomisados.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.