Agentes del servicio de aduanas de Estados Unidos (CBP) detuvieron a un individuo que, como peatón, atravesaba el puerto de entrada de Nogales, en Arizona, al Sur del país, con un alijo de unas 14.000 pastillas de fentanilo oculto en sus muletas.

La pericia de uno de los policías aduaneros resultó vital, pues apreció un exceso de peso en las citadas muletas, lo que llevó a practicarles las pruebas de rayos X. Esto determinó la existencia de la sustancia ilícita en el interior procedente de México.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.