Las autoridades mexicanas investigan las causas de la caída del helicóptero blackhawk en las inmediaciones del aeropuerto de Los Mochis, en Sinaloa, la misma zona en la que fue arrestado el capo Rafael Caro-Quintero, detenido en una operación combinada de México y la DEA con fines de extradición a este segundo país.

El fiscal general norteamericano, Merrick B. Garland, emitió este sábado la siguiente declaración sobre la captura de Rafael Caro-Quintero, uno de los diez fugitivos más buscados por el FBI. Caro-Quintero era buscado por su presunta participación en el secuestro y asesinato del agente especial de la Administración para el Control de Drogas (DEA) Enrique “Kiki” Camarena en 1985.

Los restos del helicóptero / Twitter

“No hay escondite para nadie que secuestre, tortura y asesine a las fuerzas del orden estadounidenses. Estamos profundamente agradecidos a las autoridades mexicanas por la captura y arresto de Rafael Caro-Quintero. El arresto de hoy (por el viernes) es la culminación del trabajo incansable de la DEA y sus socios mexicanos para llevar a Caro-Quintero ante la justicia por sus presuntos delitos, incluida la tortura y ejecución del agente especial de la DEA Enrique “Kiki” Camarena. Estaremos buscando su extradición inmediata a los Estados Unidos para que pueda ser juzgado por estos crímenes en el mismo sistema de justicia que el agente especial Camarena murió defendiendo».

Sobre la caída del helicóptero, el representante de la Justicia de Estados Unidos dijo que “nos unimos al duelo por los 14 militares mexicanos que dieron su vida al servicio de su país y expresamos nuestras condolencias a los seres queridos que dejaron atrás”.

Post Views: 3

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.