Autoridades nigerianas, en  una operación desarrollada de forma conjunta con la DEA de Estados Unidos, localizaron un gran almacén en el que un sindicato criminal del país africano custodiaba 1,8 toneladas de cocaína de gran pureza al tiempo que pretendía hallar compradores en Europa.

El desarrollo de la operación parte de informaciones sobre el grupo criminal desde 2018 y se salda ahora con la detención de los cuatro supuestos líderes de la red, que ocultaban la droga en un área residencial de Lagos. Tres de ellos son de nacionalidad nigeriana y un cuarto procede de Jamaica, todos están ya a disposición de la autoridad judicial competente. Una quinta persona de menor peso en el asunto fue también detenida.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.