Efectivos del Servicio Nacional Aeronaval de Panamá (SENAN) interceptaron un contenedor marítimo que contenía mochilas con 64 fardos en su interior procedente del puerto de Turbo (Colombia) y dirigido a Eslovenia, en el corazón del Mar Mediterráneo, al Sur de Europa.

Tras el oportuno recuento de la sustancia, los agentes cuantifican 1.901 paquetes de supuesta cocaína que fueron halladas en una de las terminales portuarias de Colón, en el país centroamericano.

Por el momento se desconoce si la droga se cargó en Colombia o en Panamá. Lo que sí se sabe es que pertenecería a varias redes criminales y que su destino era el mercado europeo.

Hasta la fecha y en 2022, autoridades panameñas han incautado unas 70 toneladas de droga.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.