En la tarde del 4 de octubre de 2022, los funcionarios de aduanas de la oficina principal de aduanas en Bielefeld, unidad de control de rutas de tráfico en Anröchte (Alemania) dieron el alto a un automóvil con matrícula letona en la autopista para un control aduanero. El conductor, de 39 años, que viajaba solo, les dijo a los oficiales que venía de Wuppertal y se dirigía a Polonia. Negó la pregunta sobre si llevaba artículos prohibidos, cuestión que siempre se hace de forma previa a los controles.

Cuando se le preguntó explícitamente sobre el dinero en efectivo que llevaba, el hombre informó una cantidad de 2.500 euros. Tenía el dinero en el bolsillo de la chaqueta y dijo que tal vez quisiera usarlo para comprar un automóvil en Polonia. Sin embargo, los aduaneros decidieron examinar más de cerca el vehículo y descubrieron una mochila en el asiento trasero, aparentemente lleno de un montón de dinero en efectivo.

Al ser consultado al respecto, el hombre afirmó que el dinero provenía de la venta de una camioneta y era de su hermano. Este es el propietario de una empresa de logística y quiere comprar otro camión en Polonia o Eslovenia. Por lo tanto, quería encontrarse con su hermano en Polonia y darle el dinero. Debido a las dudas sobre el origen del dinero encontrado y la información proporcionada, existe una sospecha inicial de lavado de dinero. El efectivo por un total de 192.900 euros fue incautado en espera de aclaración. Luego se permitió al conductor continuar su viaje. La investigación está a cargo de la oficina de investigación aduanera de Essen.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.