La Policía Nacional ha desarticulado en la localidad aragonesa de Sos del Rey Católico (España) una organización criminal dedicada al tráfico de hachís y marihuana a nivel europeo integrada por ciudadanos franceses y españoles. Los agentes policiales detuvieron a tres personas de 22, 29 y 30 años y, además, incautaron 2.555 kilos de hachís, 30 kilos de marihuana, un fusil de asalto AK-47, una pistola semiautomática, dos vehículos y 450 euros en efectivo. Esta es la mayor intervención de la Policía Nacional en Aragón. El operativo explotó tras la persecución de la que dio cuenta días atrás Narcodiario, que incluyó la interceptación de una furgoneta en Navarra cuando se dirigía a Francia.  El comisario de Policía de Zaragoza, Álvaro Hernández, ha resaltado la peligrosidad de los delincuentes y ha agradecido el trabajo de todos los funcionarios implicados en la operación.

El global de la investigación culminó el pasado día 17 de julio, cuando los agentes que realizaban la vigilancia de la vivienda de los sospechosos en la población aragonesa, cuyos inquilinos hasta entonces habían pasado totalmente inadvertidos y con movimientos mínimos, observaron la llegada de un vehículo a las 5:30 horas de la madrugada entre fuertes medidas de seguridad que volvió a salir a las 8 de la tarde, seguido a los 15 minutos de una furgoneta a la que se empezó el seguimiento. Era la furgoneta que posteriormente sería interceptada.

Droga incautada / Policía Nacional

Fue durante este proceso cuando los agentes fueron embestidos por un vehículo, que lograron esquivar y momento a partir del cual empezó una peligrosa persecución en la que el vehículo policial sufrió varias embestidas e incluso fueron encañonados por el conductor de la furgoneta con una pistola, tras accidentarse en una rotonda. Tras la persecución los agentes lograron detener al conductor de la furgoneta, en cuyo interior se localizaron 40 fardos de hachís con un peso total de 1.400 kilogramos; tres bolsas de deporte con 10 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío en cada una; dos placas de matrícula francesa pegadas con un sistema de cambio rápido y un arma de fuego corta de la marca Colt, modelo Automatic y calibre 9 mm corto (guardada en la guantera), que se encontraba sin el seguro puesto, con una bala en la recamara y alimentada en su cargador con seis cartuchos, preparada para disparar. Más tarde, varias dotaciones de Guardia Civil y de la Policía Foral de Navarra localizaron al vehículo que hacía de lanzadera. Ocurrió en Navarra, camino de Francia. 

Parte del alijo / Policía Nacional

En paralelo, con la Autorización del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Ejea de los Caballeros, se realizó el registro domiciliario en el chalet de Sos, donde se detuvo al encargado de la custodia de la droga, y se incautó de un fusil de asalto AK 47 Kalashnikov con su cargador alimentado por 8 cartuchos y otros 33 fardos de hachís con un peso aproximado de 1.155 kilogramos. En la intervención los agentes se incautaron asimismo de un inhibidor de frecuencia, otras dos placas dobladas de matrículas francesa y dos españolas, 450 euros en efectivo y seis teléfonos marca Iphone.

Fusil intervenido / Policía Nacional

Los detenidos fueron puestos a disposición de los Juzgados de Ejea de los Caballeros y Aoiz (Navarra) que en la mañana del día 20 de julio decretaron el ingreso en prisión de los detenidos, de 22, 29 y 30 años, como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas, falsedad documental (matrículas falsas) y atentado a la autoridad. La investigación permanece abierta con el fin de averiguar la procedencia de las armas, ya que no se pueden adquirir en el mercado.

Post Views: 11

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.