En este 2022 un enorme narco submarino ha sorprendido a la guardia costera norteamericana.
La cocaína es una fuente de recursos criminal. Quienes tienen acceso a sus riquezas obtienen rápidamente ascenso y poder, por lo general hoy, hay más oportunidades que nunca para acceder a la cocaína tanto en América como en Europa ya que si bien el tráfico de cocaína ha engendrado algunas de las estructuras criminales más poderosas y notorias del planeta, estas deben innovar para seguir persistiendo. Y esto se evidencia en la incautación realizada por las autoridades norteamericanas el día de hoy.


El pasado 12 de Enero de 2022, desde tempranas horas el Departamento de Justicia de Estados Unidos, anunció que sus unidades de guardacostas, en cooperación con agencias europeas rastrearon y capturaron con sus unidades marítimas, un narco sumergible de grandes proporciones, el cual previamente se había detectado durante maniobras de patrullaje. Más sorprendidos quedaron cuando la embarcación hábilmente comenzó a maniobrar, y ha evadir a las unidades de guardacostas evidenciando no solo la pericia de los tripulantes si no la presencia de avanzada tecnología en la embarcación para tales fines, en otras palabras, equipamiento militar de alta gama y de origen desconocido que por momentos dio la ventaja a este moderno narco submarino.


La cooperación inter agencias, y el uso de avanzados drones marítimos permitieron llevar a buen término la persecución y captura de la sigilosa embarcación. Al momento del abordaje por parte de las autoridades la tripulación no intentó huir ni destruir la embarcación, siendo apresados sus cuatro tripulantes, y confiscada la carga de 6.350 kilos de cocaína (más de 6 toneladas). El valor de la carga, las nacionalidades de los capturados y el origen de la misma son desconocidos hasta el momento.


Se especula que la carga que en un total serían más de 6 toneladas de cocaína, tendría por destino los carteles que actualmente controlan el mercado europeo, entre otras situaciones que aún son materia de investigación por parte de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), la cual aún no emite un pronunciamiento oficial.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.