La Guardia Civil ha desarticulado tres organizaciones criminales dedicadas a la distribución de drogas en varios pueblos de Sevilla y Málaga, una operación en la que han sido detenidas 23 personas, de las que 9, los cabecillas de las bandas, han ingresado en prisión.

La operación se inició hace 14 meses cuando los investigadores detectaron un incremento de las infracciones por la posesión de algún tipo de estupefaciente en la vía pública en las localidades de Teba y Almargen (Málaga). Las pesquisas determinaron que numerosas personas que pertenecían a tres grupos criminales distintos estaban distribuyendo droga en varios municipios de la Comarca de Antequera (Málaga) y en Marchena y los Corrales (Sevilla), localidades cercanas de la capital andaluza.

Los investigadores identificaron a todos los miembros de estos grupos criminales y conocieron su modus operandi, que consistía en vender pequeñas cantidades de droga y realizar el intercambio de los estupefacientes haciendo uso de vehículos lanzadera, en lugares poco habitados y en horarios intempestivos. La Guardia Civil ha podido determinar que estos grupos criminales contaban con la colaboración de varios individuos encargados del cobro de deudas por la compra de estupefacientes, que no dudaban en hacer uso de la violencia para lograr su objetivo.

En la operación se han llevado a cabo nueve registros domiciliarios en los que han sido intervenidas 3.096 dosis de cocaína, 700 de heroína, 480 de hachís, 2.848 de marihuana, 24 de ‘speed’ y 20 de ‘MDMA’, de metanfetamina y de ‘tusi’. Además, se ha incautado de diverso material para la manipulación, adulteración, y envasado del estupefaciente, ocho balanzas para el pesaje de las dosis, 12.500 euros en metálico, un arma detonadora, varios puños americanos y ocho vehículos en los que las organizaciones transportaban la droga.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.