La Policía Antinarcóticos de Colombia, en colaboración con fuerzas de seguridad de distintos países, incautó hasta cinco toneladas de cocaína en tres operaciones en distintos puertos del Caribe, destacando una por encima del resto: los 2.800 kilos dirigidos al puerto español de Valencia hallados en Barranquilla.

El operativo, con el apoyo de perros adiestrados, sirvió para detectar el monumental cargamento entre un envío de sustrato de coco aparentemente lícito en un portacontenedores.

En otras dos operaciones, una de ellas en Barranquilla y otra en Santa Marta, las autoridades se hicieron con relevantes alijos, destacando los más de 800 kilos que iban a llegar a Europa a través del puerto de Amberes, en Bélgica.

Los puertos colombianos siguen siendo esenciales para el tráfico internacional de cocaína, aunque hallan una fuerte competencia en Ecuador y Brasil en la actualidad.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.