Las autoridades aduaneras de Turquía, con la inestimable colaboración de los perros adiestrados para el control de drogas, efectuaron una de las mayores incautaciones de heroína por carretera de los últimos años. En concreto, los agentes hallaron 305 kilos de heroína procedentes de Irán y con destino a Austria, en el corazón de Europa.

El operativo, que tuvo lugar en la zona fronteriza entre Turquía e Irán en el área de Gurbulak, se produjo tras la localización de un camión de gran tonelaje que infundió las sospechas de los aduaneros. Tras una inspección en profundidad, los perros detectaron la presencia de la droga en el interior de grandes sacos, causando un gran impacto a las mafias del crimen organizado de varios países de un solo golpe. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.