Un operativo conjunto entre la Dirección de Seguridad Territorial dependiente de la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) de Marruecos y la Policía Judicial sirvió para impedir un nuevo transporte de hachís a gran escala. 

El cargamento fue incautado en base a informaciones de los servicios de inteligencia en la zona de Casablanca, al Oeste del país norteafricano. 

Tras el oportuno pesaje, las autoridades cifran en 3.168 kilos la droga decomisada cuyo destino más que probable era Europa, a través de España por el Estrecho de Gibraltar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.