Las autoridades de Ecuador, en coordinación con sus colegas europeos, desarrollaron en las últimas horas dos grandes operaciones antidroga en la terminal portuaria de Guayaquil que dieron como resultado la detención de un empresario y la incautación de más de 3,5 toneladas de cocaína en sendos contenedores de plátanos preparados para cruzar el Atlántico en barco.

El primero de los operativos se centró en la presencia de un camión sospechoso que portaba un contenedor cuya carga lícita era banano tropical y su destino, un barco dirigido a Chipre, en pleno Mar Mediterráneo.

La inspección de los perros antidroga determinó el positivo e indicó la necesidad de abrir el depósito de mercancías. En su interior, los funcionarios de la Policía de Ecuador hallaron 92 fardos con unos 2.300 kilos de cocaína.

El segundo despliegue de la Policía en el puerto de Guayaquil se centró en otro cargamento de banano dirigido a Europa, en este caso al puerto holandés de Róterdam. Una vez más la acción de los perros resultó esencial para marcar el contenedor que debía ser abierto para su inspección.

En su interior, los funcionarios hallaron más de 80 cajas en las que se transportaban las bananas y, debajo de ellas, se escondían los paquetes con la cocaína. En total, en este caso se incautaron más de 1.200 kilos.

El modus operandi en este segundo caso, y dado que la droga estaba mezclada dentro de la carga ilícita y no encima, como en otras ocasiones, llevó a la Policía a detener al responsable de la empresa exportadora para su interrogatorio e investigación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.