Mientras estaban en patrulla de rutina, el sábado 13 de agosto de 2022, oficiales de la rama de marina de la Royal Virgin Islands Police abordaron un buque sospechoso en el lado norte de Cooper Island, en el Caribe más oriental.

El buque fue registrado en vista de los indicios de delito que se sospechaban. En un primer momento fue descubierta una pequeña cantidad de lo que se cree que era cocaína en la proa del barco. A medida que la búsqueda posterior continuó, se recuperó una cantidad aún mayor de lo que se sospecha que es cocaína, estimada en más de 400 kilogramos.

Dos personas están actualmente detenidas en relación con este incidente. La investigación continúa.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.