El equipo Harc de Aduanas de Holanda interceptó dos envíos de cocaína durante un control efectuado este lunes. En total se trata de 1.527 kilos. El valor de calle de estos lotes supera los 114 millones de euros. Uno de los envíos, mezclado entre latas de espárragos, tenía como destino una empresa de España que empleaba el puerto de Róterdam como puente.

Fue el primer lote, 450 kilos de droga, el que fue encontrado entre latas de espárragos procedentes de Perú. Las latas iban destinadas a narcotraficantes de la Península Ibérica. Se sospecha que la droga debió ser reintroducida de un contenedor a otro por extractores de la zona portuaria holandesa. «Pudimos prevenir esto», destacan desde el equipo Harc.

No mucho después, los funcionarios de Aduanas encontraron 1.077 kilos de estupefacientes en un contenedor cargado con guitarras que llegó de América. Las guitarras estaban destinadas a una empresa en los Países Bajos. Las drogas pueden haber sido colocadas en el contenedor en algún lugar de América del Sur, piensan los investigadores.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.