El lunes, 14 de noviembre, la Aduana de Holanda encontró 802 kilos de cocaína en el puerto de Róterdam, durante la inspección de un contenedor cargado con banano procedente de Costa Rica. El valor en la calle de los estupefacientes es de unos 60 millones de euros.

Los 802 bloques estaban empaquetados en 28 grandes bultos de cerca de 30 kilos cada uno. Los plátanos estaban destinados a una empresa de Noruega. Esta empresa probablemente no tenga nada que ver con el contrabando. Mientras prosiguen las investigaciones, la droga será destruida pro las autoridades de Países Bajos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.