La Aduana del puerto de Róterdam (Holanda) y su equipo Harc encontraron 88 kilos de cocaína en el motor de refrigeración de un contenedor el martes por la noche. El hallazgo se realizó durante un control en el recinto portuario.

El contenedor estaba cargado con aguacates de Perú y las frutas y hortalizas tenían como destino una empresa en Westland. Esta empresa parece no estar involucrada en el contrabando. El valor en la calle de los 88 paquetes es de unos 6,6 millones de euros.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.