La Secretaría de la Defensa Nacional de México, hace del conocimiento que el 5 de agosto del 2022, elementos del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos aplicaron la Estrategia Nacional de Seguridad Pública,  y los procedimientos de inteligencia para la vigilancia y protección del espacio aéreo nacional, en el marco de los acuerdos establecidos en la Conferencia de Interoperatividad Regional de Vigilancia y Seguridad del Espacio Aéreo, entre los países latinoamericanos y del Caribe.

El Sistema Integral de Vigilancia Aérea de la Secretaría de la Defensa Nacional detectó un aeronave no identificada procedente de Sudamérica, motivo por el cual, realizó el alertamiento de las Fuerzas de Reacción de los Mandos Territoriales del Ejército Mexicano ubicadas en la frontera sur del país y ordenó a la Fuerza Aérea Mexicana el despliegue de 1 avión Embraer EMB-145, 1 avión King Air y una Fuerza de Reacción Helitransportada a bordo de 2 helicópteros UH-60, para dar seguimiento a la aeronave no identificada.

Debido al contacto por radar y posteriormente al contacto visual, se observó que la aeronave sospechosa aterrizó a 32 kilómetros al sureste de Mapastepec, en donde se encontraba un grupo de personas, quienes al darse cuenta de la cercanía del personal militar, optaron por abandonar la presunta carga ilícita y huir del lugar.

Al sitio del aterrizaje arribaron los helicópteros UH-60 transportando a la Fuerza de Reacción helitransportada con elementos del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, quienes inspeccionaron la aeronave sospechosa, localizando en su interior seis paquetes de color blanco, con un peso aproximado de 136 kilogramos de una sustancia con características similares a la cocaína (a reserva de que se haga la confirmación pericial de tipo y cantidad de la misma), así como, 13 bidones con 650 litros de combustible de aviación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.