«En los lugares más improbables, nos encontramos con nuestros hallazgos». Así definen los agentes de la Aduana holandesa el último decomiso de drogas incautado en el país. «Esta vez es un envío de cangrejos vivos. Revisando este cargamento, encontramos varios paquetes de ketamina entre los animales marinos de diez patas», añaden.

La ketamina es un narcótico que también se usa como droga recreativa. Como se puede ver en las imágenes, son cristales transparentes, pero también viene en forma de polvo. La ketamina está cubierta por la ley de drogas y sólo puede ser proporcionada por los médicos.

«Hemos interceptado y confiscado 109 kilos de la sustancia para su destrucción. A los cangrejos se les permitió continuar su camino», concluyen las autoridades aduaneras neerlandesas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.