Un ciudadano estadounidense está detrás del mayor cultivo de marihuana incautado en Costa Rica, que resulta de lo más novedoso: se halló en una zona boscosa de muy difícil acceso, y funcionaba como los laboratorios indoor: 120 placas solares y un gran generador aportaban energía para que las plantas pudiesen crecer  a buen ritmo.

Forjado con una estructura metálica, la construcción disponía de dos lagos para abastecer de agua a la marihuana, cultivada por el sistema hidropónico, y disponía de hasta 15 aparatos de aire acondicionado para mantener la temperatura óptima.

El ciudadano de Estados Unidos presunto responsable de la infraestructura contaba con al menos una persona a su servicio, también detenida por el Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica.

En el lugar fue decomisada una «considerable cantidad de marihuana y plantas secas», según las autoridades locales.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.