Agentes de la Guardia Civil de Michoacán encabezaron un aseguramiento histórico con la captura de 164 presuntos integrantes de Pueblos Unidos,quienes se alistaban para otra incursión en la zona de Uruapan y bloquearon la autopista Siglo XXI, fuertemente armados con un arsenal de 184 armas.

La Secretaría de Seguridad Pública de la entidad informó que las intervenciones se realizaron en la comunidad de Tiamba, donde se aseguraron 142 fusiles de grueso calibre, 44 armas cortas y 28 vehículos, incluidos los rotulados con el nombre de la organización delincuencial y otro más con blindaje.

“En seguimiento a las tareas de seguridades las diferentes instituciones estatales y federales, han reforzado el despliegue operativo en distintos puntos de la región, así como en la Autopista Siglo XXI”, informó la dependencia encabezada por el general José Alfredo Ortega Reyes.

Desde las 18:30 horas de este 13 de agosto trascendieron los bloqueos carreteros en la región aledaña a la región productora de aguacate, por la movilización de Pueblos Unidos. Los reportes preliminares señalaban un número considerable de civiles fuertemente armados. Pero el saldo oficial fue informado hasta la noche.

Se trata de uno de los golpes más contundentes contra la delincuencia en los últimos años en el país, sin embargo aún queda pendiente el nivel de responsabilidad, procesamiento y los cargos imputados, para garantizar que todos queden en prisión preventiva, mientras se les comprueban posibles nexos criminales.

Todo lo asegurado fue trasladado a la capital, Morelia, en un operativo supervisado por el comandante de la XXI Zona Militar, Francisco Javier Zubia González, así como el comandante de la 43 Zona Militar, Enrique Covarrubias López, el coordinador estatal de la Guardia Nacional, y el subsecretario de Operación Policial, José Ortega Silva.

“Con este duro golpe a la delincuencia, la SSP en coordinación con autoridades federales preservan el orden y garantizar la seguridad de la población michoacana”, aseguraron las autoridades del estado.

De acuerdo con reportes locales, durante la captura se registraron diversos bloqueos en sobre la autopista Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas, así como del tramo carretero Pátzcuaro-Uruapan, además de la plaza de cobro auxiliar Zirahuen. Eran las 17:00 horas y estaba por concretarse la detención histórica.

La Guardia Civil también desplegó más elementos a la región de Salvador Escalante, pues quedaron varados diversos vehículos de carga y transportes con familias. Destacaron que la orden del gobernador Alfredo Ramírez Bedolla fue no permitir que alguien estuviera por encima de la ley.

De acuerdo con reportes locales, en las acciones participaron cerca de 300 agentes federales, entre miembros del Ejército y la Guardia Nacional, además 200 elementos de la Guardia Civil.

En mayo pasado, los integrantes de Pueblos Unidos fueron frenados en sus intenciones por extenderse hacia Capula, perteneciente a Morelia. Aquella vez igual cerraron la autopista Siglo XXI que conecta con Cuitzeo y llegaron hasta la caseta de Chapultepec, pero se retiraron sin mayores consecuencias en sus 20 camionetas.

La organización criminal fue constituida en agosto de 2020, bajo la fachada de autodefensas. Sin embargo, autoridades federales han señalado que esta facción delictiva se conformó para disputar territorio al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán ya ha definido que estos sujetos pertenecen a células delictivas que ejercen presión sobre los habitantes del estado. Sin embargo, ellos justifican que están a favor de la población, cuando en el fondo defienden el territorio para explotarlo con extorsiones a productores agrícolas.

En Uruapan se presentaron como supuestos protectores de aguacateros, mientras que en la primera semana de noviembre de 2021 concretaron su expansión a Taretan, Nuevo Urecho, Pátzcuaro y Ziracuaretiro.

A mediados del año pasado, las autoridades locales informaron que las principales zonas en las que se encuentran grupos Pueblos Unidos son en las comunidades de Salvador Escalante y Ario de Rosales, donde se mantienen por medio del narcomenudeo.

Informes de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) indican que el máximo líder de Pueblos Unidos era José Artemio Maldonado Mejía, el Michoacanoy/o el Rabias, quien extendió sus operaciones criminales en el robo de combustible en el estado de Hidalgo.

Este sujeto fue detenido a cuatro meses de que se concretara su fuga del penal de Tula, Hidalgo, con ocho más de su grupo criminal, el 1 de diciembre de 2021. Agentes federales y de la Ciudad de México lo arrestaron el pasado 18 de abril en la colonia Doctores de la alcaldía Cuauhtémoc.

“Se tiene conocimiento que el detenido ya había retomado sus actividades delictivas, presuntamente liderando células del grupo criminal Pueblos Unidos con pugnas contra el CJNG por el control territorial, generando escenarios de violencia”, informó la SSyPC.

Según el reporte de la policía capitalina, Pueblos Unidos del Michoano tambíen está vinculado con delitos de alto impacto en los estados de Baja California, Michoacán y Querétaro.

Ahora se ha concretado el arresto más importante durante la gestión del morenista Ramírez Bedolla, en medio de una ola de violencia que azota diversas entidades del país por la reacción del crimen organizado. Pero también se prevén movilizaciones en la zona donde este grupo criminal mantenía sus dominios.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.