Autoridades colombianas han iniciado un amplio despliegue para depurar responsabilidades tras el brutal atentado perpetrado contra una patrulla que segó la vida de siete policías en el estado de Hulia, al Este de Cali. Los hechos ocurrieron a las 14.30 horas de este viernes, según informa la propia Policía Nacional en un comunicado en el que muestra su más enérgica condena a lo ocurrido.

Los uniformados partieron a primera hora de la mañana desde el Comando de la Policía Metropolitana de Neiva y se desplazaban hacia San Luis cuando, a la altura de la vereda Corozal fueron víctimas de la deflagración de un artefacto explosivo. 

La DIJIN de la Policía, con el apoyo de Interpol y en coordinación con la Fiscalía General de la Nación colombiana han activado todos los recursos disponibles para investigar lo sucedido.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.