Ocurrió el pasado fin de semana. Integrantes del Escuadrón 21 «La Quiaca», emplazados sobre el kilómetro 1.870 de la Ruta Nacional N° 9, localidad de Tres Cruces, en Argentina, detuvieron la marcha de un rodado para llevar adelante el control documentológico y constataron inconsistencias en la titularidad del mismo. En vista de las dudas entró en acción el perro antidroga.

Al profundizar la inspección del vehículo con el apoyo del can detector de narcóticos de la Fuerza “Tati”, los funcionarios observaron que el mismo se exaltaba al olfatear la tapa de tanque de combustible, ante lo cual dieron intervención a la Unidad Fiscal Federal de Jujuy, que dispuso la apertura del mismo.

En presencia de testigos, los uniformados extrajeron 24 panes rectangulares, los cuales contenían picadura de cannabis sativa, por un total de 10 kilos y 54 gramos. Asimismo, detuvieron al conductor del automóvil.

La labor de perros como Tati resulta clave para dar con las sustancias estupefacientes que se transportan en cualquier lugar del mundo, pero especialmente en Sudamérica. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.