En las primeras horas de la mañana, delegados por la Dirección Distrital Antimafia, los Carabinieri del Comando Provincial de Catania, apoyados por los departamentos especializados presentes en la Región de Sicilia (Compañía de Intervención Operativa del XII Regimiento «Sicilia») , «Hunters Sicily», así como los núcleos de helicópteros y perros, han llevado a cabo en las provincias de Catania, Prato, L’Aquila, Enna, Perugia, Vibo Valentia, Palermo, Benevento, Syracuse y Avellino, una orden de custodia cautelar emitido por el juez de instrucción del Tribunal de Catania contra 35 sujetos (de los cuales 26 en prisión y 9 bajo arresto domiciliario), sospechosos graves, por diversas razones, de asociación de tipo mafioso, competencia externa en asociación mafiosa, extorsión,  tráfico de estupefacientes , tenencia ilícita de armas y municiones y transferencia fraudulenta de bienes, agravada por el método mafioso.

La investigación, coordinada por esta Dirección Distrital Antimafia y realizada por militares de la Unidad de Investigación del Comando Provincial de Catania desde septiembre de 2018 hasta diciembre de 2020, a través de actividades técnicas y locales, verificada además por las declaraciones de colaboradores de la justicia y por investigaciones patrimoniales, ha permitido monitorear la evolución de la dinámica asociativa de la familia Cosa Nostra Catania y en particular del clan Santapaola-Ercolano.

La actividad de investigación también habría documentado los delitos instrumentales para el sustento de la asociación mafiosa, entre los que se encuentran las diversas extorsiones contra empresarios de Catania, un floreciente tráfico de cocaína y marihuana, administrado directamente por S.G. y por los hermanos G. y A. ( principales investigados), recuperación de créditos a través de préstamos de usura y la adquisición directa o indirecta de la dirección y control de actividades económicas.En cuanto a las actividades de extorsión de la familia, las investigaciones habrían documentado 6 extorsiones en contra de empresarios de los sectores de servicios logísticos, actividades turístico-recreativas y comercio al por mayor y al por menor, corroborado además por las declaraciones de colaboradores de la justicia. Los hechos habrían sido consumados por la asociación delictiva para hacer frente a la falta de fondos para la manutención de las familias de los afiliados detenidos. En este sentido, en cuanto al modus operandi de la extorsión, cabe destacar que las mismas habrían sido realizadas por sujetos notoriamente incluidos en la asociación y por lo tanto inmediatamente percibidos por las víctimas como provenientes de la Cosa Nostra. En un caso, el pedido de extorsión se manifestó en la colocación de una botella incendiaria frente a un conocido balneario de Playa, acompañada de un pizzino con las palabras «200 mil euros o buscas a un amigo en 2 días».

En cambio, una de las conductas de extorsión fue interrumpida en flagrante por los Carabinieri, quienes, durante la actividad de investigación, lograron detener a una persona ajena a la familia, bloqueado justo después de haber retirado poco más de 1.000 € de un empresario de Catania, quien, tras una reticencia inicial, denunció que había sido víctima de solicitudes urgentes durante algún tiempo.
Entre los hallazgos de la investigación, las incautaciones preventivas de las empresas «Citymotor srl», una exhibición de automóviles multimarca ubicada en el Municipio de San Gregorio di Catania y «Vinissimo srl», una tienda de vinos con sede en Catania, confiada a un administrador, también emergen con especial relevancia judicial, junto con las cuentas corrientes a su nombre y todos los bienes sociales registrados, tanto muebles como inmuebles. En particular, en lo que se refiere a la “Citymotor srl”, que ya surgió en la “ Flores blancas”, habría surgido la atribución ficticia de la empresa a un testaferro, pero en realidad atribuible al sospechoso M.M., para eludir lo dispuesto en la ley sobre medidas de prevención patrimonial y sustraer el patrimonio social de cualquier medida real de ablación.

En cuanto a la empresa «Vinissimo srl», por otra parte, de las pruebas recogidas y en particular debido a algunas conversaciones interceptadas, se desprende que la misma habría sido gestionada de forma encubierta por N.F. y por su primo F.F. Este último, de hecho, a partir de marzo de 2020, habría iniciado la actividad comercial, atribuyéndose la titularidad a un testaferro de tal forma que fuera inmune a cualquier medida de escalamiento.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.