Su destino final era el país vecino de Paraguay, donde la droga llega a costar el doble de lo que se vende en Bolivia, según los informes de inteligencia de la Felcn

Las últimas indagaciones de los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) permitieron conocer que la avioneta con cocaína purificada que cayó en el municipio de Cabezas venía de Beni. Además de que su destino final era Paraguay, donde se comercializa la droga por un alto precio.

El fiscal Edwin Blanco indicó que la aeronave transportaba 75 kilos con 350 gramos de clorhidrato de cocaína, los cuales estaban distribuidos en 67 paquetes tipo ladrillos envueltos con plástico verde. Agregó que se investiga el origen de esta sustancia controlada.

Lo que sí conoce Blanco es que la avioneta partió con la droga del departamento de Beni, de donde son oriundos los dos ocupantes: Víctor Salvatierra Justiniano (+) y Hugo Paz Arriaga. Su destino final era el país vecino de Paraguay, donde la droga llega a costar el doble de lo que se vende en Bolivia, según los informes de inteligencia de la Felcn.

La aeronave aterrizó el miércoles en una pista clandestina de la comunidad Vaca Guzmán de Cabezas, que pertenece a la provincia Cordillera. Cuando los dos ocupantes se percataron de la presencia de los agentes policiales, trataron de alzar vuelo y se accidentaron.

Es así que la avioneta impactó contra la maleza de la zona por la imprevista partida y terminó precipitándose hasta una propiedad privada, donde se incineró luego de una fuerte explosión, que fue escuchada por los comunarios de la zona.

Producto del accidente perdió la vida el copiloto Víctor Salvatierra Justiniano, de 22 años, pero sobrevivió el piloto Hugo Paz Arriaga, de 31 años, quien fue aprehendido e imputado por el delito de tráfico de sustancias controladas.

El sindicado será puesto ante un juez cautelar este viernes y el Ministerio Público pedirá su detención preventiva en Palmasola, debido a que considera que existen elementos suficientes que demuestran su posible autoría en el tráfico de los 74 kilos de droga purificada.

Hasta el momento no se conoce la matrícula de la avioneta, pues al ser consumida por el fuego quedó irreconocible. Sin embargo, se esperan los informes de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y de Naabol.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.