Los agentes de la Police Nationale de Francia con competencias en el área de Perpignan, en los Pirineos Orientales, pusieron la guinda a una larga investigación a una red criminal dedicada al transporte de hachís y marihuana desde España hacia el resto de Europa, pasando por esa región francesa. 

El operativo se cerró con la interceptación de dos vehículos, el camión que transportaba la droga y un coche que hacía las funciones de lanzadera para evitar la acción policial. Los agentes les seguían los pasos y dieron el alto al automóvil de gran tonelaje que llevaba 1,3 toneladas de droga, una incautación muy relevante en esa zona. El trabajo de los antidroga se cerró con la detención de tres personas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.