La Guardia Civil de la Región de Murcia desarrolló en Cieza la operación ‘Neighbor’, una investigación dirigida a la lucha contra el tráfico de droga que se saldó con la desarticulación de un clan familiar, cuyos seis miembros fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de cultivo, elaboración y tráfico de droga; y de pertenencia a organización criminal. En dos domicilios, la Benemérita incautó 48 plantas de cannabis sativa, 129 envoltorios de marihuana, 48 dosis de cocaína, 18 porciones de hachís, un machete, dinero y otros útiles para llevar a cabo el cultivo y la venta de la droga.

La investigación se inició en el mes de febrero, cuando la Guardia Civil sospechó de la existencia de un grupo familiar, asentado en dos inmuebles de una conocida barriada de Cieza, presuntamente dedicado a la venta de droga al menudeo. Las pesquisas practicadas permitieron detectar que una de las viviendas desprendía un fuerte olor a marihuana y mantenía cerrada, de día y de noche, una habitación, sospechosa de albergar un invernadero de cannabis, mientras que en el otro domicilio se observó un constante trasiego de personas.Los distintos dispositivos de discretas vigilancias permitieron concluir que este último inmueble se constituía como el principal punto de venta de droga al menudeo, al sorprender y denunciar a varios de los supuestos clientes por la tenencia de distintos tipos de drogas, supuestamente compradas en ese domicilio. La Guardia Civil indagó en torno a los moradores de ambas viviendas hasta conocer que pese a que no habían tenido actividad laboral conocida en los últimos años, llevaban un elevado tren de vida, conduciendo vehículos de alta gama, acudiendo a restaurantes de lujo y disfrutando de un estatus poco acorde a su supuesta capacidad económica.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.