La Guardia Civil y la Policía Nacional desmantelaron una organización criminal líder en la producción de marihuana en España. La Operación Krabas, como ha sido bautizada esta investigación, se ha saldado con la detención de seis personas, una de las cuales han ingresado en prisión provisional sin fianza. Los hechos se desarrollaron en la zona de El Campello (Alicante) y la red desmantelada estaba liderada por ciudadanos de Lituania afincados en el Levante español.

Las investigaciones tuvieron su origen, en el mes de abril de 2022, cuando la Policía de Lituania por medio de EUROPOL dio conocimiento a la Guardia Civil de que un grupo criminal, dedicado al tráfico de drogas, se había asentado en la localidad de El Campello. Una vez obtenida toda la información y con la finalidad de esclarecer estos hechos y de dar con los supuestos miembros de la banda, tanto la Guardia Civil por medio del Área de Investigación del Puesto Principal de El Campello como la Policía Nacional por medio del Greco Levante dieron inicio a la Operación Krabas.En una primera fase de la operación, los agentes identificaron a todos los miembros del grupo criminal, siendo estos seis personas de nacionalidad lituana, ucraniana, cubana y marroquí, dos mujeres y cuatro varones, todos ellos entre 35 y 45 años de edad. Aunque la base de operaciones de la banda estaba ubicada en El Campello, una de las mujeres estaba afincada en Roquetas de Mar, y era quien proporcionaba el hachís a la banda, que posteriormente era ocultado en el doble fondo de vehículos para su posterior transporte a países europeos. Durante el transcurso de las investigaciones se pudo acreditar que el grupo criminal tenía vínculos fuera de la localidad y de la provincia, por lo que llevó a los agentes a trasladarse hasta las localidades de Benidorm, Valencia, San Pedro del Pinatar (Murcia) y Roquetas de Mar (Almería).

Las investigaciones concluyeron con la detención de los seis miembros de la banda, siéndoles imputados los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. En los registros se han intervenido casi 90 kilogramos de hachís, diversas sustancias anabolizantes, tres vehículos de gama alta, dos furgonetas que habían sido modificadas para ocultar la droga, dos motocicletas, 9.145 euros en efectivo, diversos terminales de telefonía móvil, varias máquinas para envasar al vacío y útiles para el cultivo de marihuana.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.