Una investigación conjunta de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha servido para detener a dos individuos de nacionalidades italiana y húngara y desmantelar la red criminal que ambos dirigían desde el Sur de Tenerife, dedicada a la producción y venta de marihuana a los innumerables clientes de la isla, bien a través de coffee-shops, de tiendas especializadas o en otros puntos. 

El operativo se desarrolló alrededor de un invernadero sospechoso muy cerca de las zonas más turísticas de la isla, en el que se hallaron unas 700 plantas de marihuana, todos los útiles precisos para su crecimiento y unos 70 kilos de cogollos.

Los investigados también empleaban una oficina de correos para efectuar los envíos de la sustancia que previamente empaquetaban, de forma que ampliaban su cartera de clientes a toda Europa. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.