La Guardia Civil española, en colaboración con la Policía Federal de Bélgica y la Policía Holandesa, en el marco de la operación Austral-Coles, ha procedido a la localización y detención de dos jefes de una organización criminal que traficaba a gran escala con cocaína, utilizando para ello el empleo de contenedores de mercancía por vía marítima.

La organización, compuesta por ciudadanos belgas y holandeses, adquiría la droga en Brasil y posteriormente la transportaba hasta puertos de Bélgica y Holanda, mediante su ocultación entre la carga legal de contenedores de mercancía de gran tonelaje.

La operación se inició en 2020, cuando la Policía Federal Belga y la Policía Holandesa abrieron una investigación conjunta sobre una organización responsable de grandes cargamentos de cocaína. El primero de ellos de 556 kilos, se incautaba en Brasil el 13-05-2020, ocultos en carga legal de harina de soja. Posteriormente, en el Puerto de Amberes (Bélgica) el 26-01-2021, ocultos en carga legal de granos de café, se intervinieron 2.300 kilogramos. Por último, otros dos cargamentos, de 586 y 409 kilos, respectivamente, se incautaron en el Puerto de Róterdam el 10-04-2020.

Los destinatarios de la droga eran una empresa belga y dos holandesas. Fruto de las investigaciones, se llegó a identificar a dos de los organizadores de dichos envíos que podrían tener su residencia en la Costa del Sol, por lo que las policías europeas solicitaron la colaboración de la Guardia Civil para proceder a la localización de dichas personas.

A raíz de la investigación iniciada en España, se pudo descubrir la presencia de uno de los miembros de la organización en el país, en varios puntos de la geografía nacional a lo largo del último año, lo que denotaba la movilidad de dicha persona y las medidas de seguridad que tomaba para evitar la localización de su paradero.

Continuando con las investigaciones, los agentes localizaron a esta persona en una vivienda de lujo en una exclusiva urbanización de Marbella, por lo que se procede a su detención. Posteriormente, la Guardia Civil consiguió localizar y detener al otro cabecilla huido de las Autoridades Belgas, en otra vivienda de lujo de la localidad de Marbella.

Una vez ubicados en España los dos cabecillas huidos e identificados el resto de los miembros de la organización en Bélgica y Holanda, a través de la cooperación con dichos países y mediante la emisión de sendas Órdenes Europeas de Investigación y Detención, se procedió a la entrada y registro en dos domicilios de la provincia de Málaga, a la vez que paralelamente por las autoridades policiales Belga y Holandesa se practicaban simultáneamente otros 7 registros en dichos países.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.