Agentes de la Policía Municipal de Madrid con competencias en el barrio de Salamanca llevaron a cabo una operación antidroga en la que consiguieron desenmascarar a un empleado de una firma de reparto que trabajaba como rider y que usaba su equipamiento y esa fachada para traficar con sustancias estupefacientes en la impunidad.

Los funcionarios del ayuntamiento de la capital de España le dieron el alto para revisarle su mochila, en la que llevaba hasta 19 bolsitas de marihuana perfectamente preparadas para su venta en los mercados ilícitos madrileños, hechos por los que fue inmediatamente detenido.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.