Agentes de la Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra del Grupo de Investigación Activa de Fugitivos (GRAF) de la Unidad de Entorno Penitenciario (UEP) detuvieron el 27 de octubre en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona (España) a un hombre de 37 años. Sobre el detenido existía una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por las autoridades alemanas por pertenecer, presuntamente, a una organización criminal dedicada al tráfico de drogas considerada muy peligrosa por las autoridades alemanas.

La investigación se inició cuando el Grupo de Fugitivos tuvo conocimiento por parte de las autoridades alemanas de que la pareja del investigado podía encontrarse en territorio español. El detenido era buscado por la policía de Alemania y estaba implicado en varias transacciones de marihuana y cocaína durante un largo período de tiempo con los que habría logrado un gran beneficio económico.

Pese a las dificultades iniciales para ubicar la presencia del fugitivo en Catalunya, finalmente, y gracias a las gestiones de investigación se situó el domicilio del investigado en unos apartamentos de lujo en el distrito de Ciutat Vella en Barcelona. En el intercambio de información con las autoridades alemanas éstas señalaron que debido a la elevada pena a la que se enfrentaba en su país (que puede llegar hasta los quince años de condena), el buscado podría reaccionar de forma muy violenta contra los agentes por eludir la acción de la justicia. Además, informaron que el hombre tenía una complexión física extremadamente fuerte y conocimientos de artes marciales y también que existía la posibilidad de que fuera armado.

Con esta información el GRAF solicitó apoyo del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de Barcelona que se sumó al dispositivo de seguimiento con el objetivo principal de realizar la detención del individuo con máximas condiciones de seguridad. Así pues, durante la tarde del día 27 de octubre varios efectivos policiales iniciaron un seguimiento discreto del hombre con el objetivo de concretar el momento de realizar la intervención de forma que se pudiera realizar con seguridad sin peligro por los agentes ni por terceras personas. Por último, los agentes detuvieron al buscado sin incidentes cuando éste caminaba con su pareja por una calle de Ciutat Vella. El detenido pasó a disposición judicial y el juez decretó su ingreso en prisión a la espera de su extradición.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.