Durante un control en el puerto de Róterdam, el equipo Harc de la Aduana interceptó un enorme envío de cannabis. Se incautó un total de 3000 kilogramos. El valor en la calle de este lote de drogas es de más de 28 millones de euros.

Los oficiales de aduanas escanearon un contenedor este miércoles por la tarde y vieron una anormalidad en la carga. Ello sirvió para que se iniciase una investigación sobre el asunto. Al abrir el contenedor, descargado de un barco procedente de Nigeria, encontraron la droga entre las cáscaras de coco que llevaba como carga lícita.

Presuntamente, las sustancias estupefacientes fueron cargados en un puerto español. La Península Ibérica es la gran productora de cannabis en suelo europeo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.