Sicarios del Cártel de Sinaloa se atribuyeron la ejecución de un sujeto identificado como Víctor Núñez Burgos, el Scrapy, quien supuestamente pertenecía al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y era sospechoso del asesinato de un agente de la Guardia Nacional en Tijuana, Baja California.

De acuerdo con reportes locales, el cadáver que sería del Scrapy fue localizado dentro de un automóvil la tarde de este 8 de julio, en un punto de la carretera libre Tecate-Tijuana, a la altura de la colonia Parque Industrial El Florido I.

Las autoridades recibieron el reporte sobre el hallazgo del cuerpo que estaba al interior de la cajuela de un coche tipo Nissan Sentra color rojo, que estaba abandonado y del cual escurría sangre, cerca del puente que da hacia la Vía Rápida.

Personas que transitaban por la zona informaron a servicios de emergencia y, a su arribo, policías municipales dieron con el cuerpo que llevaba la identificación oficial de Núñez Burgos con un narcomensaje firmado por el Cártel de Sinaloa.

FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM
FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

“Este fue el que mató al oficial GN así van a quedar los RS de Pedritos y Puma. ATT CDS (sic)”, se leía en el narcotexto para confirmar el asesinato del agente federal.

El Scrapy se mantenía prófugo desde el pasado 1 de junio, cuando supuestamente participó en el asesinato de José Francisco Labrador, integrante de la Guardia Nacional.

Hasta el momento, las dependencias ministeriales no han corroborado la identidad del occiso hallado en el tramo carretero, pero los indicios preliminares establecen nexos entre ambos crímenes.

Cuando mataron al agente federal, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dejaron escapar al cómplice del Scrapy: Abdías Ojeda Sánchezel Dragón y/o Mascarita.

Aunque el Mascarita y/o el Dragón no disparó directamente, sí fue parte del asesinato, pues los informes señalaron que el asesinato lo concretó el Scrapy. Pero los militares tuvieron al alcance a Ojeda Sánchez, sin haberlo asegurado a tiempo.

 (Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

De acuerdo con reportes locales, ambos se encontraban frente al punto de venta de drogas donde ocurrió el crimen en que participaron los presuntos integrantes del CJNG.

Los informes señalaron que Ramos Labrador dio positivo al consumo de crystal y cocaína, tras necropsias practicadas al cuerpo que quedó sin vida en la Avenida Venustiano Carranza, colonia Castillo de la Delegación Centro, la madrugada del pasado 1 de junio.

Tras un forcejeo, señaló el semanario, fue el Scrapy quien disparó, luego de que el Dragón había despojado de su arma de cargo al agente de la Guardia Nacional que se encontraba en su día de descanso e iba vestido de civil.

El Dragón se refugió en el motel San Carlos, cercano a la zona donde sucedieron los hechos. Presuntamente, se trata de un lugar identificado como centro de distribución de drogas y tráfico de personas.

Poco más de media hora después, con la pistola en su poder, este sujeto tuvo tiempo de bañarse y cambiarse de ropa para salir del sitio. Las versiones iniciales señalan que había contactado a alguien que le indicó ausencia de oficiales. Pero ya en la calle fue interceptado por elementos del Ejército que lo interrogaron sobre el caso.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Sin embargo, el Dragón se hizo el desentendido, negó conocimiento de cualquier cosa y argumentó que había pasado la noche con unos amigos. Incluso, los mismos militares acompañaron al presunto integrante del CJNG a la habitación de la que provenía para pedir 10 pesos que necesitaba para tomar un taxi.

Después se giraron las órdenes de arresto y se recuperó abandonada el 6 de junio la pistola que portaba Ramos Labrador, pero los presuntos narcomenudistas del CJNG y asesinos del agente no fueron detenidos.

El elemento federal se encontraba en su día de descanso y llevaba tres años de servicio, adscrito como cocinero en el campamento improvisado de la corporación federal, muy cerca de donde fue privado de la vida.

Queda por ver si ahora apareció uno de ellos, mientras que Baja California enfrenta una ola de violencia prolongada que la ubica como el segundo estado a nivel nacional con más asesinatos durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, y donde prevalece la narcoguerra del Cártel Jalisco Nueva Generación contra el Cártel de Sinaloa.

SEGUIR LEYENDO:

Militares dejaron ir a miembro del CJNG ligado al asesinato de Guardia Nacional en Tijuana
Sicarios atacaron a la Guardia Nacional y escaparon a una finca donde fueron detenidos
Violencia en Baja California: perforaron el pulmón del hijo de 6 años de “El Tolín” acusado de ser narco

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.