Agentes de la Guardia Nacional detuvieron a cuatro supuestos integrantes del crimen organizado, quienes permanecían refugiados en un narcocueva al pie de un cerro en Guanajuato.

De acuerdo con el reporte oficial, los supuestos delincuentes fueron detectados luego de patrullajes de vigilancia en el poblado de Yostiro de San Antonio, municipio de Pueblo Nuevo. Los uniformados arribaron hasta la zona montañosa tras reportes ciudadanos.

Los informes a servicios de emergencia alertaban sobre la presencia de un hombre fuertemente armado, quien viajaba a bordo de una motocicleta. De ahí que se realizó el despliegue sobre caminos de terracería, donde se tuvo a la vista al supuesto sicario.

Este hombre portaba un rifle de asalto y desfilaba impune por el área. Primero localizaron su vehículo y metros más adelante estaba el conductor. Tan pronto como notó la presencia de guardias nacionales alertó a sus cómplices entre gritos.

De esa manera fue como reveló que había más de su bando en las inmediaciones. Los agentes federales revisaron el lugar y encontraron un campamento clandestino habilitado desde una cueva. Esta trinchera fue escondida entre piedras y ramas a las faldas del cerro.

“Los cuatro elementos de la aparente célula delictiva fueron detenidos, sin realizarse un solo disparo”, presumió la Guardia Nacional sobre el aseguramiento de los presuntos criminales.

Luego de inspecciones se decomisaron dos armas largas; dos chalecos tácticos; dos placas balísticas; tres cargadores; así como 102 cartuchos útiles de diversos calibres.

“Al consultar la base de datos del Registro Público Vehicular (Repuve), confirmaron que la motocicleta tiene reporte de robo con fecha 16 de marzo de 2015, por lo que también procedieron a su aseguramiento”, añadió el informe.

Información en desarrollo…

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.