Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un grupo criminal experto en sustraer droga a otros traficantes haciéndose pasar por policías. Usaban equipamiento táctico con identificativos policiales y armas de fuego y fueron capturados in fraganti cuando pensaban hacerse con doscientos cincuenta kilogramos de marihuana en un área industrial de Elche. También les fueron intervenidos dos kilogramos en bellotas de hachís y el material táctico que empleaban, como dos pistolas con munición.

Una llamada nocturna efectuada por un trabajador de una nave situada en el polígono industrial de Carrús alertó a la Policía sobre un posible robo que se estaba cometiendo en una nave anexa a la que se hallaba, pues había visto a diferentes individuos que llevaban pasamontañas puestos. Comunicó, además de esto, datos de una furgoneta en el que se desplazaban y la dirección de huida. Tras la llamada recibida, la Policía estableció un dispositivo entre las dotaciones de servicio orientado a encontrar este vehículo y revisar los hechos.

Las dotaciones policiales destinadas al operativo llegaron al lugar y encontraron en las cercanías del punto del suceso un vehículo que coincidía con el mentado en la llamada ciudadana, el que paró inmediatamente al advertir la presencia de la Policía al lado de otro vehículo. Salieron de forma rápida de la furgoneta dos individuos que procuraron meterse en otro vehículo para seguir su huida. No obstante, los policías lograron cortarles el paso y evitaron que llegaran hasta el turismo. Ante esta situación, los individuos procuraron huir del sitio a la carrera abandonando los dos vehículos.

Uno de estos individuos fue detenido de manera rápida, mientras que otro logró separarse unos metros y ocultarse. Por último fue localizado y detenido por otro agente cuando llevaba aún puesto el pasamontañas. En lo que se refiere al tercer detenido, fue localizado en la furgoneta oculto en la zona de carga trasera.

Tras el arresto de los tres individuos, verificaron que la furgoneta empleada era de alquiler y llevaba placas de matrícula dobladas. En lo que se refiere al interior de la zona de carga, hallaron treinta y dos cajas de cartón de calzado de enormes dimensiones en cuyo interior se hallaba la droga requisada envasada al vacío, al lado de las que había diversa herramienta útil para el forzamiento de accesos.

Además de esto, los agentes inspeccionaron exteriormente el vehículo donde pretendían proseguir la huida los detenidos y vieron que dentro del mismo había chalecos antibalas con símbolos policiales, motivo por el que los dos automóviles fueron retirados al depósito municipal de vehículos para una inspección más pormenorizada, hallando en su interior todo el material táctico intervenido y las dos armas.

En lo que se refiere al supuesto robo, la nave indicada por la llamada ciudadana tenía el portón de acceso sacado de su guía provocado presuntamente por el impacto de la furgoneta contra exactamente la misma. Observaron que había un conjunto de embalajes envueltos en plástico donde faltaban múltiples cajas y al lado de uno de los embalajes que quedaban había un dispositivo GPS de ubicación. Las pesquisas policiales determinaron que se trataba de un peligroso conjunto organizado que se dedicaba al robo de sustancias estupefacientes a otras organizaciones llamado vulgarmente como ‘vuelco’, para lo que empleaban en otras ocasiones el material táctico hallado simulando ser policías.

Los detenidos, de entre veintiséis y veintinueve años y de nacionalidad de España, fueron puestos a la disposición del Juzgado de Instrucción de Elche.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.