El director del puerto de entrada de Nogales, Michael W. Humphries, anunció que el 3 de septiembre, los oficiales del Customs and Borders Protection (CBP) que custodian la frontera entre Estados Unidos y México a través de Arizona incautaron aproximadamente 47.000 pastillas de fentanilo de colores, conocido como Arco Iris, 186.000 pastillas de fentanilo azul y 6,5 libras de metanfetamina escondidas en el compartimento del suelo de un vehículo.

La presencia del citado fentanilo de varios colores en Estados Unidos ha causado una gran alarma en el país, pues la DEA entiende que el objetivo de las mafias del narcotráfico es ‘colocarlo’ entre las personas más jóvenes, convirtiéndolas en nuevas adictas a la más dañina de las sustancias, que causa decenas de miles de muertes al año.

También el 3 de septiembre, los oficiales de CBP incautaron 84 libras (unos 40 kilos) de metanfetamina oculta en el tanque de gasolina de un vehículo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.