La Policía Nacional de Ecuador, con la imprescindible ayuda de uno de los perros adiestrados para hallar estupefacientes, incautó cocaína para elaborar miles de dosis en una partida de latas de conserva y turrones que iban a ser enviados a España.

El hallazgo se produjo en el aeropuerto de Quito, lo que demuestra que la vía aérea sigue muy presente a la hora de transportar cocaína en cantidades relativamente bajas, pero de forma muy frecuente, desde Sudamérica hacia Europa y en particular España. La droga iba a ser enviada mediante agencias de mensajería. 

Post Views: 4

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.