Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela impidieron en las últimas horas la partida de un gran alijo de más de 107 kilos de cocaína en dirección a Países Bajos, en Europa. 

Los uniformados venezolanos consiguieron detectar el alijo en una empresa de mensajería que, en bultos de algo más de 27 kilos, pretendía enviarla hacia Holanda eludiendo los controles.

Para ello, los narcos habían impregnado el cargamento en coque de petróleo con un único fin: evitar la detección del mismo por parte de los perros antidroga. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.