Durante una inspección de la Aduana en el puerto de Róterdam, en Holanda, los empleados del Harc Team se encontraron este lunes con una gran cantidad de cocaína. Los narcóticos yacían entre un lote de madera, según informaron las propias autoridades policiales actuantes.

El contenedor de madera llegó a Países Bajos de Chile. Tras pesar los 26 fardos, el contador de la báscula se situó en nada menos que 1.516 kilos. El valor en la calle de las drogas es de más de 113 millones de euros. La madera estaba destinada a una empresa de Arnhem (Holanda). Esta empresa parece no tener nada que ver con el contrabando.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.