La pericia de una organización de narcotraficantes para camuflar droga en un envío de toneladas de azúcar hacia Sudáfrica fue descubierta solo con el olfato de ‘Crono’, un canino que apenas percibió el olor del narcótico movió la cola para darle aviso a su guía. De esta manera confiscaron 1.458 kilos de clorhidrato de cocaína en la zona portuaria de Barranquilla.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.