Agentes de la Customs Borders Protection (CBP) de Estados Unidos efectuaron la mayor incautación de cocaína en la frontera con México por el estado de Texas en los últimos 20 años, al incautar 1.500 libras de cocaína (unos 700 kilos) en el interior de un camión procedente del Sur.

El alijo, intervenido en el puerto de entrada de Laredo, se dirigía hacia Estados Unidos camuflado dentro de un envío supuestamente lícito de toallitas para bebés. Las autoridades consideran «colosal» la incautación, por la cantidad, muy inusual cuando se trata de un transporte por carretera.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.