La Audiencia Provincial de Pontevedra (Galicia, España) ha condenado a penas de cuatro, seis y ocho años de cárcel al narco-cocinero que transportaba cocaína -le fueron incautados 30 kilos- en el pesquero New Polar entre Sudamérica y España. Al mismo tiempo, pide que se abra una investigación mediante la deducción de testimonio por posibles falsedades en el juicio contra dos agentes de la UCO que comparecieron en la vista y que, según el juez y el fiscal, no dijeron la verdad, llegando a perjudicar el buen fin de la causa por mala praxis. El motivo es que el ahora condenado era su confidente y, por lo que parece, existían indicios de que llevaba colocando cocaína en Galicia desde Uruguay desde hacía muchos años atrás.

Los hechos que acabaron en la sentencia se produjeron en mayo de 2019, cuando la Guardia Civil incautó en Cangas (Pontevedra) 30 kilos de cocaína que transportó el narco-cocinero, que ya había sido denunciado por hechos similares por su propia esposa en 2013, pero ante lo que nada se hizo. El sospechoso, confidente del Instituto Armado, marcaba otros barcos que, según él, realizaban la misma práctica entre Sudamérica y Pontevedra, pero en ninguno de esos casos se avanzó en la investigación. Solo en el suyo propio.

El narco-cocinero / G.G.-Diario de Pontevedra

El acusado confesó haber transportado la droga, pero dijo haberlo hecho bajo coacción, cosa que no creyeron ni el juez ni el fiscal. La fórmula de tráfico de cocaína entre ambos continentes dentro de barcos pesqueros de gran tamaño (el citado tenía 58 tripulantes) es muy conocida, pero pocas veces identificada por las autoridades por la complejidad de las pesquisas a realizar.

Post Views: 3

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.