Autoridades del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica efectuaron esta semana una nueva interceptación de cocaína en la terminal portuaria de Moín (Limón), una de las principales lanzaderas de droga de la región hacia Estados Unidos y Europa.

En esta ocasión, labores de Inteligencia sirvieron para el perfilamiento de un contenedor sospechoso cuyo destino era el puerto de Amberes (Bélgica) en el que se hallaron paquetes rectangulares y alargados. Por los hechos fue detenido un individuo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.