Autoridades ecuatorianas efectuaron un nuevo operativo contra el tráfico internacional de drogas en una de las terminales portuarias de Guayaquil, probablemente el puerto más caliente de Sudamérica en lo que a narcotráfico se refiere.

En esta ocasión, y con ayuda de los perros adiestrados de la Policía, los agentes dieron con una carga de 1,5 toneladas de cocaína escondidas dentro de cajas de plátanos. Los paquetes estaban mezclados con las frutas en un contenedor que parecía abandonado en un costado de la terminal portuaria.

Detalle de la droga / Policía de Ecuador

El destino de la mercancía ilícita era el puerto belga de Amberes, una de las principales entradas de droga existentes en el continente europeo. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.