Agentes de la Guardia Nacional decomisaron granadas, municiones de fusil Barret calibre .50, equipo táctico y paquetes de marihuana a supuestos sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

De acuerdo con el reporte oficial, los elementos de la corporación federal observaron un vehículo con tripulantes escaparon, apenas notaron la presencia de uniformados sobre la carretera que conecta Tepatitlán con Yahualica, en Jalisco.

Los efectivos realizaban labores de prevención y vigilancia en el municipio de Yahualica de González Gallo y tan pronto como vieron la actitud evasiva dieron seguimiento a la unidad. La persecución se prolongó a la altura del kilómetro 054+050, donde el automóvil dio un giro intempestivo.

Fue entonces que los supuestos integrantes del CJNG se enfilaron hacia una brecha de terracería, donde descendieron y huyeron a pie, dejando el auto abandonado. Se implementó un operativo de seguridad perimetral, pero ya no localizaron a los presuntos sicarios.

Luego de revisar la unidad localizaron siete granadas cilíndricas; cuatro cargadores; cinco cartuchos de calibre .50 para fusil Barret; 56 cartuchos útiles de diversos calibres; un chaleco balístico; dos placas metálicas y envoltorios con marihuana.

“El vehículo, el material bélico y el aparente enervante fueron asegurados y puestos a disposición en la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR) con sede en Tepatitlán de Morelos, donde continuarán las investigaciones correspondientes”, informó la Guardia Nacional.

Apenas el pasado 9 de agosto, la Guardia Nacional informó de un decomiso similar contra el CJNG, pero a dos horas y media al sur de Tepatitlán, en Tizapán el Alto, cerca del lago de Chapala.

Según el informe de las autoridades, los hechos se registraron en la carretera de Guadalajara a Morelia, cuando los agentes federales detectaron dos vehículos estacionados a un lado del tramo vial.

Los guardias nacionales pensaron que los tripulantes requerían apoyo, debido a que la zona es de importante afluencia vehicular, pero al acercarse notaron que los sujetos estaban fuertemente armados.

De inmediato realizaron maniobras de seguridad para cerrarles el pasa, impidiendo que pudieran escapar del sitio. Ya en las inspección se localizaron ocho armas largas, tipo fusil; dos granadas de fragmentación; 99 cargadores; 2 mil 58 cartuchos útiles de diversos calibres, nueve chalecos tácticos y 18 placas balísticas.

Ese mismo día, pero en Guanajuato, la Guardia Nacional también reportó el decomiso de armamento y equipo táctico al Cártel Jalisco Nueva Generación. En las acciones coordinadas con el Ejército rescataron a una persona que estaba secuestrada por los integrantes de la célula delincuencial.

Un reporte ciudadano alertó a las autoridades sobre el inmueble utilizado como casa de seguridad, por la presencia de gente armada en el área. Los elementos se trasladaron al domicilio particular señalado y encontraron a una persona armada la cual apuntó con un fusil a los uniformados.

Tras comandos verbales que le pedían bajar el arma la persona entró de manera rápida al domicilio dejando la puerta libre. Cuando entraron al lugar, se dieron cuenta que había otras cinco personas armadas a las cuales detuvieron sin hacer ni un solo disparo.

Mientras las autoridades realizaban las detenciones escucharon gritos provenientes de una de las habitaciones del inmueble. En el lugar había un joven atado de manos que señaló haber estado privado de su libertad. La persona fue resguardada y se le proporcionó ayuda médica.

En el domicilio, las autoridades encontraron 4 armas largas, 19 cargadores de diferentes calibres, 60 artefactos explosivos de origen artesanal, 2 artefactos explosivos de pirotecnia, así como 6 chalecos tácticos, 6 cascos y 2 vehículos y 2 cascos tipo kevlar.

Tras comandos verbales que le pedían bajar el arma la persona entró de manera rápida al domicilio dejando la puerta libre. Cuando entraron al lugar, se dieron cuenta que había otras cinco personas armadas a las cuales detuvieron sin hacer ni un solo disparo.

Mientras las autoridades realizaban las detenciones escucharon gritos provenientes de una de las habitaciones del inmueble. En el lugar había un joven atado de manos que señaló haber estado privado de su libertad. La persona fue resguardada y se le proporcionó ayuda médica.

En el domicilio, las autoridades encontraron 4 armas largas, 19 cargadores de diferentes calibres, 60 artefactos explosivos de origen artesanal, 2 artefactos explosivos de pirotecnia, así como 6 chalecos tácticos, 6 cascos y 2 vehículos y 2 cascos tipo kevlar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.