La Policía Nacional ha logrado desarticular en Ourense una red de tráfico de estupefacientes centralizada que tenía en Madrid y Granada los otros dos ejes de su infraestructura. La operación, bautizada con el nombre de Parapente, se inició el pasado año desde el grupo de estupefacientes de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de la Comisaría de Ourense y esta semana lograba un paso decisivo (la investigación sigue abierta) al detener a cuatro de los miembros de esta banda organizada; tres de ellos en Ourense y otro en Madrid. Todos ellos han pasado a disposición judicial y están acusados de delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal. El operativo puesto en marcha por la policía para asestar este golpe al narcotráfico en Ourense contó también con la colaboración de miembros de brigadas de Madrid y Granada, y permitió decomisar 7,5 kilos de cocaína y más de 650.000 euros en efectivo.

Las primeras informaciones que llegaron a los miembros del grupo de investigación ourensano en 2021 apuntaban a la existencia de una organización dedicada al tráfico de estupefacientes en la ciudad. Los agentes lograron ir acotando la búsqueda hasta focalizarla en el barrio de O Couto. Allí localizaron una importante infraestructura al servicio de esta organización que incluye a empresas de la automoción y el ocio además de varias viviendas y garajes. También se consiguió descubrir la red de transporte y distribución que utilizaba el grupo para mover la droga y que, además de la ciudad de As Burgas, tenía a Madrid y la localidad granadina de Galera como ejes principales. De hecho, según descubrieron los agentes, la localidad andaluza podría ser el punto de origen de ese canal de distribución y Ourense la ciudad de destino desde la que se realizaba posteriormente el reparto.

Con todos los datos recabados, los miembros de la brigada ourensana se coordinaron con los madrileños y granadinos para poner en marcha la operación de desarticulación del grupo que se fijó para la jornada del 10 de agosto. Los detenidos fueron interceptados mientras trasladaban uno de los envíos (con esos 7,5 kilos de cocaína) escondida en un vehículo. En el posterior registro de las viviendas y garajes en el barrio de O Couto, localizaron también artículos vinculados con esta actividad criminal, como instrumentos para el pesaje y distribución de la droga, material informático y teléfonos móviles. Paralelamente, en el registro en una nave utilizada por esta red de tráfico de estupefacientes en el núcleo de La Galera, también se localizó una gran cantidad de dinero en efectivo que la Policía Nacional cifra en aproximadamente, 650.000 euros. La investigación sigue abierta y no se descarta que puedan producirse nuevas detenciones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.