La Guardia Civil de Almería (España) ha intervenido 350 kg de hachís ocultos en un doble fondo del vehículo donde son transportados, y ha desarticulado en El Ejido la base operativa desde donde se preparaban los envíos, lugar donde se intervinieron diferentes muestras de la droga (cerca de 2.000 gramos), numerosas armas de fuego y munición, dos vehículos utilizados para el transporte y dos motos de agua utilizadas durante los desembarcos.

La operación Rudoni se inició en la madrugada del pasado 23 de septiembre cuando durante un control preventivo, la Guardia Civil localizó 350 kg de hachís ocultos en un doble fondo del vehículo. Fuentes de la investigación vinculan el transporte con el lugar donde se produce la carga, una finca ubicada en El Ejido, lugar que cuenta con extremas medidas de seguridad para evitar la acción policial y de otras organizaciones dedicadas al narcotráfico.

La Guardia Civil organizó un dispositivo para proceder a la inspección y registro de la finca, donde se intervinieron cerca de 2.000 gramos de las muestras que los autores ofrecen a sus clientes, además de la preparada para su distribución, una importante cantidad de dinero, cinco armas de fuego con numerosa munición, dos coches y dos motos de agua utilizadas para realizar los desembarcos de la droga.

Las tres personas detenidas en el marco de la investigación ingresaron en prisión por orden de la autoridad judicial.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.