La Guardia Civil ha desmantelado un laboratorio de cocaína situado en una localidad de Valencia (España) en el que se han incautado de 1,6 kilos de esa droga en una operación donde han sido detenidas dos personas, una de las cuales ha ingresado ya en prisión.

Los agentes averiguaron que una pareja de la citada población valenciana podía ser responsable de la venta de sustancias estupefacientes en grandes cantidades a establecimientos hosteleros y terceras personas que posteriormente se encargaban de su distribución. Comenzó entonces la operación Snowflake, en la que los agentes identificaron a la pareja sospechosa. Tras la consulta de sus antecedentes, se comprobó que uno de ellos, el hombre, ya había estado en prisión por un delito de tráfico de drogas.

Los agentes descubrieron que uno de los detenidos se desplazaba con asiduidad a un trastero ubicado en un polígono industrial de la localidad valenciana de Paiporta en los momentos en los que se encontraban sin vigilancia. En uno de los viajes al citado trastero, los agentes sorprendieron al detenido cuando, tras comprar productos químicos en diferentes establecimientos, se dirigía al lugar. Fue identificado y en el registro del vehículo se hallaron sustancias susceptibles de ser utilizadas como precursores en la elaboración de estupefacientes.

En el posterior registro del citado trastero se hallaron sustancias químicas en notoria cantidad y catalogadas como susceptibles de ser utilizadas como precursores de droga, además de diferentes utensilios (planchas de metacrilato con diversos logotipos impresos, medidores, básculas y cubos propios del tratamiento de cocaína) y diversos envoltorios de una sustancia blanca, con un peso aproximado de 200 gramos, que dio como resultado positivo en cocaínico.

También se procedió a la detención de su pareja, con el fin de salvaguardar los efectos que pudieran encontrarse en el interior de la vivienda, ya que a lo largo de la investigación se comprobó cómo esta acompañaba a su pareja al trastero. Al día siguiente se procedió a la entrada y registro de la vivienda de los detenidos, donde se procedió a la incautación de varios efectos, entre ellos varios elementos para extraer y adulterar cocaína, 1,6 kilogramos de cocaína, sustancias de corte, 1.812 euros en efectivo en diversos billetes, documentos de envío de dinero al extranjero, varios terminales móviles y útiles de producción y distribución de drogas.

El principal investigado, un hombre de 50 años y de nacionalidad dominicana, se encuentra en prisión, mientras que su pareja, una mujer de 43 y nacionalidad española, se encuentra en libertad con medidas cautelares.

 

Post Views: 1

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.