Los agentes han requisado gran cantidad de precursores para el procesamiento de cocaína, 152.000 euros, cinco vehículos, un arma de fuego, prensas hidráulicas y dispositivos electrónicos, entre otros objetos

La Policía Nacional ha desmantelado en la provincia de Barcelona dos laboratorios clandestinos de procesamiento de cocaína, en una operación en la que han requisado más de 800 kilos de esta droga y han sido detenidas siete personas.

Según informa este lunes la Policía Nacional, la organización criminal se dedicaba a la elaboración de cocaína en estos dos laboratorios clandestinos ubicados en Alella y El Masnou y posteriormente la distribuían por todo el territorio nacional.

Además de la droga intervenida en la operación policial, los agentes han requisado gran cantidad de precursores para el procesamiento de cocaína, 152.000 euros, cinco vehículos, un arma de fuego, prensas hidráulicas y dispositivos electrónicos, entre otros objetos.

La investigación de la Policía Nacional, que se inició en 2020 y se ha desarrollado en tres fases, ha permitido desarticular por completo esta organización criminal asentada en la provincia de Barcelona.

A finales de 2020, los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal, de origen dominicano, presuntamente dedicada al tráfico de cocaína.

Constatados los hechos, en esta primera fase de la investigación los agentes detuvieron a dos individuos e incautaron 33 kilos de cocaína y 52.000 euros en efectivo.

Tras varias indagaciones policiales, los investigadores comenzaron a identificar a los presuntos miembros de la organización, acreditando que se encontraban afincados en la provincia de Barcelona, en su mayoría en la localidad de Badalona.

A principios del pasado mes de agosto, en una segunda fase de la investigación, los agentes observaron que uno de los principales investigados se reunía con otro individuo, que portaba una bolsa sospechosa.

En el interior de dicha bolsa, los agentes localizaron tres bloques de cocaína con un peso total de 3,3 kilos, motivo por el que fue detenido.

Además, en el registro de su domicilio de Badalona intervinieron otros 2,5 kilos de cocaína, así como 25.180 euros, 2.300 francos suizos, un reloj valorado en 6.000 euros, un teléfono móvil valorado en 1.600 euros y una motocicleta.

Pocos días después, en la tercera fase de la operación, los investigadores detuvieron a otras tres personas y realizaron cinco registros domiciliarios en diferentes localidades de Barcelona: Montgat, Alella, Badalona, Santa Coloma de Gramenet y Barcelona ciudad.

En el registro practicado en Alella, los agentes desmantelaron un laboratorio clandestino donde se llevaba a cabo el procesamiento y posterior elaboración de la cocaína, mientras que en el de Montgat hallaron la sustancia estupefaciente ya preparada para ser distribuida.

Además, los agentes localizaron 497 kilos de cocaína, un arma de fuego, 75.120 euros en efectivo, cinco vehículos, 12 teléfonos móviles, seis relojes de alta gama y una máquina contadora de billetes.

Finalmente, los agentes detuvieron en Barcelona a una última persona más por su presunta implicación en esta trama criminal dedicada al procesamiento y distribución de cocaína.

En el registro de su domicilio, en la localidad barcelonesa de El Masnou, desmantelaron un segundo laboratorio de procesamiento y elaboración de cocaína, de menor entidad que el anterior, e incautaron 292 kilos de sustancia y gran cantidad de productos químicos -precursores-, concretamente 1.250 litros de hexano y 198 litros de bisulfito sódico.

La operación ha finalizado con la detención de siete personas y la incautación de 836,871 kilos de cocaína, así como 3.450 litros de productos químicos, 152.000 euros en efectivo, cinco vehículos, un arma de fuego, troqueles, prensas hidráulicas, dispositivos electrónicos y otros efectos de gran valor.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.